Detalle de la Nota de Prensa

Ordenanzas Fiscales

Ordenanzas Fiscales
Imagen

Málaga mantiene para 2019 su política de moderación fiscal de la última década que le sitúa entre las corporaciones locales con los tributos más bajos

27/09/2018.- El Pleno del Ayuntamiento de Málaga ha aprobado con el respaldo mayoritario de todos los grupos políticos el proyecto propuesto por el equipo de gobierno de ordenanzas fiscales y precios públicos para el próximo año 2019, así como la modificación de algunos artículos de la Ordenanza General de Gestión, Inspección y Recaudación de Ingresos de Derecho Público, salvo la Ordenanza Fiscal nº5, reguladora del Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, la Plusvalía, que quedó sin efecto en el día de ayer en una Junta de Gobierno Local, con el objetivo de continuar sometiéndola a un proceso de diálogo y negociación con todos los grupos políticos municipales. En este sentido, el pleno municipal ha aprobado la creación de una mesa técnica que permita alcanzar el máximo consenso sobre la mejora en este tributo estatal que afecta a los más de 8.000 municipios españoles siempre en base a los principios de progresividad, justicia social y equilibrio presupuestario defendidos por el equipo de gobierno municipal.


El Consistorio dejará de ingresar el año que viene 3 millones de euros con la aplicación de los beneficios fiscales. En total, estas ayudas suponen al año dejar en el bolsillo de los malagueños aproximadamente unos 20 millones de euros de acuerdo a los datos de Gestrisam. En este sentido esta política de moderación fiscal evidencia el interés municipal por proteger a las personas, familias y colectivos más vulnerables socialmente para que nadie se quede atrás, así como de favorecer la reactivación económica y el empleo en la ciudad de Málaga. Asimismo, el Ayuntamiento es un referente nacional en ayudas al pago del IBI y ha sido pionero en este tipo de medidas, siendo además uno de los pocos municipios que ha mantenido estas bonificaciones durante los años de crisis económica y que las conserva anualmente, a diferencia de municipios cercanos que carecen de ellas.